jueves, 14 de agosto de 2008

Que horror!!! Un niño!!!

Momento de terror I:



Todo emo sido niño alguna vé…

Nene te cuelgan los mocos; no, no, las mangas no son los pañuelos. La criatura te quiere dar un beso. No, está bien, está resfriadito y yo me enfermo con facilidad. Pero no seas soreta miralo es tan tierno!!!!. No, no es tan tierno. Yo te lo acerco. No, no me lo acerques. Dale un bah a la nena!. No, no me des un bah. El hilito de moco que cuelga entre su nariz y mi mejilla me está dando asquito... Me puedo limpiar? Quedo mal? Necesito limpiarme la cara por favor (esto me recuerda a un tío mío que tiene olor a limón cuando lo saludás y te deja todo traspirado). Se dio vuelta, listo. Ah, no me lo podrás cuidar? Cuidar? Sí, cuidar. Por cuánta plata? Cómo le vas a pedir plata desubicada es tu prima! Tras que la familia es grande ella sigue pariendo y me pedís a mí que no cobre sólo por ser soltera y tener la “obligación de la sangre”? No ves que sos D’Angelo, jodida como vos sola, antisocial, antipática, anti, anti… Irene… Irene, volvé adónde vas no me dejes hablando sola como una loca, Irene!!!

Que?!?!? Encima tienen un día!?!?!
Niño, deja ya de joder con la pelota

Cuando uno crece tiende a irse olvidando las cosas. Por ejemplo, mi caso, me había olvidado por completo que el domingo pasado fue el día del niño y lo recordé sólo cuando alguien me dijo:
Es el día del niño
Ahhhhh
Puedo argumentar a favor mío que estaba recién devuelta del viaje (devuelta, sí, devuelta, fue todo tan rápido y vertiginoso que el micro me vomitó) y realmente a duras penas me acordaba cómo se deletreaba mi apellido (ni hablemos de escribir en el teclado de la compu luego de una semana y chirolas). Es cierto, el olvido es a veces un opio que nos alivia los dolores y a veces un reverendo hijo de puta que nos hace descuidar aniversarios, entregas de trabajos, fechas de vencimientos de la biblioteca, el teléfono de la policía cuando te están cagando a palo unos negros, etc etc. Eso que siempre tuve una memoria relativamente buena… la universidad si hace algo a favor de esto es que te dejes de acordar que tenías una vida y te empieces a acordar vívidamente cada detalle escabroso de algún final que hayas desaprobado y te traumó de por vida. Más que nada, las faltas de memoria a esta edad suelen pasar como meros descuidos y no síntomas de un alzehimer latente. Sin embargo, en nuestros padres, resulta indignante que no recuerden que una vez fuimos niños y por lo tanto merecemos regalos, más no sea por el simple hecho de habernos defecado en un pañal allá por 198… no diré más fechas.
A su vez, son más bien pocos mis recuerdos de infancia hasta antes del nacimiento de mi hermano. O sea, que tengo aproximadamente 6 años de vida perdidos en el limbo. De todas maneras no deben haber sido tan interesantes, fines de los 80, comienzos de los 90 (a todo esto mi amiga Mariana me hizo reflexionar hoy sobre esta época en su fotolog nuevo: http://www.fotolog.com/yanotengasfrio/14729397 ) (sí, la propaganda va gratis por esta vez) (sí, soy mercenaria) (bueno, es que habíamos dicho que este blog nos tenía que llenar de guita). Pocos canales, poca tecnología, no éramos un target tan groso en esa época.
Por lo tanto la mayoría de mis memorias mal o bien habidas proceden de mi época de primaria/secundaria y ya era lo suficientemente nerd como para andar comportándome como una niña. Maldición… no tuve infancia. Ser además el “bache generacional” de la familia hacía que en las reuniones familiares tuvieras que estar siempre con primos más pequeños y sus mamaderas y que los grandes no te dieran pelota. Recuerdo haber perseguido una vez a una prima diez años menor que yo con un cuchillo por toda mi casa… qué bellos tiempos.
Hoy, nuevamente con dolor de cabeza hice lo posible por no acostarme a dormir pero en un momento caí como bofe sobre la cama. En esa media hora fui enteramente feliz. No voy a andar quejándome por quejarme porque ya estaba despierta cuando comenzaron a tocar insistentemente el timbre. Mi madre con poquísimas pulgas casi le tira un cascote a la vecina, niña de aproximadamente ocho años, por tan molesta obstinación. La pelota, quería la pelota. En momentos como este me pregunto si no habré estado persiguiendo con un cuchillo a la persona equivocada.

Categorías de niños


Bueno, acá es donde tomo el control yo y se va todo al carajo. Si, todo. Se preguntarán ¿por qué tan tarde? Es que a veces ciertas cosas pegan por más tiempo del esperado. En fin, vamos a lo nuestro. Voy a tratar de categorizar a estas criaturas sub-humanas, sin orden ni patrón alguno, solamente lo que se me ocurra, veremos que pasa…

Niño hiperactivo: Dícese del 99% de los niños. El 1% restante tiene traumas y/o enfermedades psicológicas y/o físicas que luego describiré. El niño hiperactivo es el típico niño que tiene hormigas en el agujerito de ruidos graciosos, ese que juega a la pelota todos los días, tira cuetes en año nuevo, le pega a los perros, a los sapos y a la tía paralítica.

Tratamiento: Aparentemente no tiene cura, hay que dejar que el tiempo calme su energía.


Niño ñoño: Es ese tipo de niño que va a la biblioteca, que lee mucho más de la cuenta (a modo de aclaración, para un niño normal la lectura se resume a alguna que otra historieta y a los subtítulos de las películas porno que le muestra el tío). Si, ese que le chupa las medias a la maestra en la escuela, que recibe golpizas (a veces también por parte de la maestra), que lleva obligatorios lentes de marco más grueso que sus dedos y que tiene una mochila que pesa más que la conciencia de Adolfito Hitler.

Tratamiento: Tampoco hay una cura activa eficaz, solamente hay que esperar que le venga la adolescencia y quizás cambie los libros por tocarse muchas veces al día. Si esto no pasa, indudablemente se convertirá en un ñoño hecho y derecho.


Niño hereje: Tema de Divididos.


Niño raro: Bueno, acá entramos en el 1% restante del que hablaba antes. En esta categoría entran todos los niños disfuncionales, de esos que uno mira y dice “por las barbas de lucifer, ese no llega a los 18!”.
Si el niño se hamaca para atrás y para adelante incansablemente y arma rompecabezas de 10.000 piezas en minutos, felicitaciones! Está ante la presencia de un niño raro.
Si el niño no habla y le levanta las polleras a las amiguitas, felicitaciones!, está usted en presencia de un niño raro, posiblemente en un futuro sea profesor de música, o violador, que es más o menos lo mismo pero sin que la flauta haga ruido.
Si el niño siendo varón juega con muñecas y se pone los zapatos de la madre, es hora de quemarlo vivo en la hoguera y evitar que la enfermedad se expanda.
Por último, si el niño tiene alguna habilidad extraordinaria, como tocar el piano, cantar como Pavarotti o comer como Pavarotti, apúrese y véndalo a la producción del programa de Susana, ¡antes de que crezca!

Columnista invitado: Sr. Roberrrrrrrrrto Ripolle, bon vivant, cassanova y macho de América.

Señor Roberto, qué tiene para decir sobre este tema?

Me asiento mui alagado en poder partesipar en este emprendimiento tan aventuroso en el ke se a envarcado mi amigisima Irene y su amigo nico. Cuando me pidieron ke aportara algo les sedi mi puesia, esta en la ke me espreso sobre los ñiñitos y ke e compuesto con mucho amor y comprensión. Algun dia volvere a mi fotolog ke anda medio avandonado, mientras tanto… chicas las amooooooooooooooooo.

el dia del ñiñio se aserca
y aunke fecha mui comersial
hoy les kiero dedicar
esta puesia cuanto antes
xk todos emos sido infantes.
entre todos los animales,
los ñiñios son los mas lindos
xque a pesar de muchos males
nos divierten con sus gritos.
si los dejas solitos
un desastre te armaran
es x eso k yo evito
andar en catamaran.
si son muy caprichosos
canas verdes sacaran
es para dejarlos con muchos osos,
pero osos de verdad.
y si tienen la mania
de aserte enlokeser
tirarlos avajo de un tren
(o un tranvia)
antes del mediodía.
Yo los kiero igual
pork son nuestro futuro
aunk tengo una botella de sianuro
x si no los aguanto mas!
el robert asi se despide
pero no lo jusguen mal
hoy sentidamente les pide
k lo yeven al hospital
x k su sobrinito kerido
casi lo hase electrocutar.
otro dia se los cuento
por ahora me despìdo
felíz día del nñiñio
pasenmen un pokito de unguentooo!!!!

5 comentarios:

Mariana dijo...

"pero sin que la flauta haga ruido", me encantó.

Disgresión feminista: por qué hablan de niñOs y no dicen nada de las niñAs? Está bien que a cierta edad todos somos, más o menos, iguales, nos bañamos desnudos en la pileta, usamos indiscriminadamente la misma ropa interior (sobre todo en las ocasiones en las que nos meamos en la casa de un primo/a)... Estoy asustada, mejor abandono el tema y duplico las horas de terapia...

Igual la culpa de todo la tienen los padres, como sostiene el psicopedagogo Bambino Beyra (después de comerse un pibe que andaba suelto por la plaza)

Ah, y gracias por el chivo. Para la próxima: cuánto cobrás, mamita?

Syan dijo...

mira vos, lo hiciste escribir a Roberto

Honestamente creer q la conciencia de adolfito le pesa?
mm, no no se si tuvo

en fin, y para no irme de tema, confieso haber pasado por varios tipos de categorias q has escrito

sin mas, besos a, como dice una licenciada profesora q se ha dado el gusto de desaprobarme varias veses, : a "ambos dos"

Marian dijo...

¿Y el niño envuelto?

Envuelto en una alfombra, cual fiambre que queremos tirar al rio. Pendejos de mierda, hay que esterilizar al mundo. Que viva la vasectomia.

((Cioran el pirata)) dijo...

creo que el `peor de los males son los niños, esa sonrisa dibujada en sus rostros, esa cero responsabilidad, esas ganas de joder a toda hora, por Dios quiero GUARDERIAS !!! los niños no tendria que salir a la calle hasta los 12 años, si los demas quieren una mascota que hable que se la banquen ellos jajajaja

saludos!!!!!!!!!!!!!!!

El Hocicón dijo...

http://elrosalenyo.blogspot.com/